martes, 27 de julio de 2010

Los orígenes de la administración Eclesiástica.

Algunos creen que cualquier forma de administración en la iglesia local es equivalente a los propósitos de Dios. Estos creyentes comprenden muy poco de las bases bíblicas y los fundamentos teológicos de la Administración.

Se espera de nosotros, como mayordomos, que administremos la obra de Dios de una manera sabia y eficiente.

De hecho, como ministros líderes, tendremos algún día que dar cuenta de nuestra administración cuando nos encontremos ante nuestro Señor Jesucristo.

Un buen mayordomo es aquel que conoce su responsabilidad de supervisar los asuntos de su maestro y enfoca sus esfuerzos hacia ese fin.

Administrar el ministerio de Dios requiere un análisis serio y un pensamiento bien enfocado, proveer cuidado y administración en la obra de Dios debe depender de algo mas que métodos novedosos de 3 ò 4 pasos.

Los métodos de administración han logrado un significativo progreso en los negocios, la educación, los servicios de salud y en área militar. Sin embargo, las iglesias han fracasado en mantenerse al día con estas nuevas perspectivas y se han quedado atrás.

Cuando los miembros de las congregaciones que han sido capacitados en estas áreas, observan la manera ineficaz en la que nuestros líderes de iglesias administran los recursos del ministerio, pierden la confianza en ellos y ven a estos lideres con suspicacia y menos precio.

Muy pocos escritos sobre la administración en el ministerio tienen su base en una teoría exhaustiva o en una integración teológica de las enseñanzas sobre la administración.

Los problemas complejos del ministerio no se resuelven con una simple apreciación secular, sin una discusión significativa de las bases técnicas para la solución, el problema ingresa en una forma ligeramente distinta semejante a una bacteria que se ha hecho resistente a los antibióticos.

El paradigma Administrativo Cristiano esta basado en un enfoque cuádruple: Escritura, ideas, cosas, personas.

El pensamiento cristiano Exige un proceso de integración de las escrituras y de la teología en lo que hacemos como administradores reflejándose en la asociación fundamental de una administración esa cristiana.

El pensamiento conceptual bíblico exige un proceso de planificación de administración con las escrituras y la teología en mente, poniendo en papel las ideas de la organización.

La administración exige que nos comprometamos a organizar la institución para el logro de sus metas, enfocadas en la utilización adecuada de recursos y cosas.

El liderazgo exige un proceso multifacético de reclutamiento de personal, dirección y evaluación, al mismo tiempo que se enfoca en las personas, no como un recurso sino como participante en el esfuerzo de nuestro ministerio.

De estas tareas conceptuales brotan seis funciones de administración

- Integración

- Planificación

- Organización + Bíblicos - Teologicos

- Dirección

- Evaluación

- Recurso humano

Cada una es crucial para el éxito de la teoría y la practica de la administración cristiana.

INTEGRACIÒN

Al estudiar las escrituras descubrimos que para Dios es muy importante la manera como lo representamos ante los ojos del mundo no creyente.

A él también le importa mucho la forma en que su pueblo usa los dones y talentos con la que él lo ha provisto.

Cuando un siervo usa mal los recursos, o no toman en serio su responsabilidad (Mat.24:45-51), Dios esta presto para juzgar a ese siervo con severidad.

También podemos notar que Dios de a sus siervos cierto número de talentos y responsabilidades, y espera que ellos se dediquen a llevar a cabo la obra de su maestro hasta que él regrese (Mat. 25:14-30). La lección en estos versículos es que si somos descuidados en la admón. de nuestros deberes, seremos recipiente de la disciplina de Dios.

Como sus siervos, somos responsables del cuidado y adecuada distribución de sus recursos materiales, financieros y espirituales. Este papel de mayordomos no es uno en el que se debe entrar con ligereza, porque viene con grandes expectativas de un comportamiento honesto y ético.

La perspectiva bíblica sobre la mayordomía es que los recursos de Dios no son nuestros. Son de Él, y èl los ha puesto bajo nuestra custodia hasta que le parezca apropiado que le sean de vueltos. La Administración del ministerio es necesaria por una variedad de razones:

1º) Porque el ministerio se trata de personas, no de programas. Por esta razón necesitamos recordar que la Administración es el medio para lograr un fin, nunca el fin en sí mismo. La Administración Cristiana nos permite servir a la gente más eficientemente.

2º) Porque el cuerpo de Cristo es una entidad corporativa, no es una organización, sino más bien un organismo.

La Congregación es una comunidad de personas que se han unido voluntariamente para funcionar como un grupo. Como tal, los creyentes son miembros del mismo cuerpo espiritual, miembros de la familia de Dios.

3º) Porque la iglesia tienen una misión y no puede lograr esa misión más que con un esfuerzo coordinado; todas las actividades son el corazón de una buena administración.

La Administración no es periférica en la vida y en funcionamiento de la iglesia es necesaria porque la iglesia son personas con una visión. Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento están repletos de ejemplos de planificación, organización, dirección, evaluación y reclutamiento de personal, mucho tiempo antes de que el occidente los comenzara a usar en sus empresas de negocios.

PLANIFICACIÒN

La planificación se define como un proceso que empieza con un cuadro mental de donde se quiere estar en algún punto futuro (meta). Luego determina en curso de acción (estrategia) en pasos medibles (objetivos) siguiendo las señales correctas del camino (políticas y procedimientos) para poder llegar a la meta usando los recursos disponibles (personal, presupuesto, medios).

Los lideres eficaces pueden articular su meta en palabras que a traen e inspiran a otros seguirlos.

Planificar es ver el futuro con la esperanza de lo que se llegará a ser, no es un salto a ciegas en la oscuridad. Una vez que ha asido la visión, un líder comienza a construir ese futuro en un proceso detallado paso a paso. Hay muchos ejemplos de planificación en la biblia.

Génesis presenta el relato de la creación del universo de tal forma que no da lugar a dudas de que Dios tenía un plan. Cada uno de los días de la creación está marcado con una actividad y diseño proyectado. Nada es dejado a la suerte ò a una actividad fortuita. Cada día contiene dirección específica pronunciada por Dios acerca de lo que debía establecerse.

La historia de Noé que se encuentra en Génesis Cap. 6-9, también habla de la planificación de Dios. Estableció un plan para un nuevo comienzo. Decidió enviar un diluvio para eliminar el estilo pecaminoso de la vida del ser humano. Sin un plan de Dios y la obediencia de Noé, la humanidad hubiera tenido una existencia muy corta en este planeta. Luego Dios reveló sus planes adicionales a un hombre llamado Abrahán para establecer con él una relación que tendría consecuencias eternas (Génesis 12:13).

La descendencia de Abrahán sería numerosa como el polvo de la tierra (Génesis 13:16), (15:5) y (22:17) esta planificación anticipada proveyó a Abrahán con la seguridad de que podía confiar en que Dios cumple sus promesas y no olvida sus planes.

Esta planificación de Dios en el Antiguo Testamento, concluye con Nehemías a quien le encomendó la reconstrucción de los muros de Jerusalén y a Esdras la reconstrucción del templo. De la misma manera en el Nuevo Testamento presenta muchos ejemplos de planificación.

Efesios 1:4-5 dice que Dios en su Omnisciencia antes de la creación del mundo escogió a los que serian seguidores de Cristo es obvio que Jesús fue un planificador, una de las más penetrantes parábolas de Jesús fue sobre el tema se encuentra en (Lucas 14:28-32).

Pablo también nos da evidencia de la planificación, por ejemplo (1º de Cor. 11:14) en donde encontramos instrucciones para un servicio de adoración ordenado, métodos para edificar el cuerpo de Cristo (Rom. 12:1, Efe. 4). Todo esto nos revela que la planificación es importante para lograr el resultado deseado de la meta.

ORGANIZACIÒN

Las escrituras enseñan que Dios no es un Dios de confusión sino de orden pacifico (1 Cor. 14:33) y que desea que todo sea hecho debidamente y de manera ordenada (1º Cor. 14:40). La definición de la palabra organización podría ser: hacer las cosas de manera ordenada.

En el contexto de una organización, esto incluye dos actividades primordiales: 1º) Desarrollar una estructura organizacional que presenta las relaciones entre cada uno de los miembros de la organización.

2º) Preparar una descripción de tareas para que los que sirvan sepan lo que se espera de ellos en términos de capacidades y responsabilidad.

Dentro de la organización Dios es la cabeza suprema del universo. El hombre es su creación y se le hadado autoridad y dominio sobre el medio ambiente.

La humanidad tiene autoridad sobre las plantas y los animales y debe actuar como mayordomo de esa encomienda según Gen. 2:24, Dios creó el primer núcleo institucional organizado: la familia.

Hablando de esta dinámica Pablo en Efesios (5:23:24), describe el orden organizacional de la misma, igualmente en lo que respecta a los hijos (Efesios 6:1). Estos pasajes revelan la estructura organizacional de Dios para la familia, así mismo Dios en Números Capitulo 2 establece de forma organizada las responsabilidades y tareas de las tribus de Israel.

En el nuevo testamento Pablo proveyó discernimiento adicional en la organización de la iglesia al dar políticas concernientes al decoro, los cultos de adoración (1 Cor. 11), al uso de los dones espirituales (Rom. 12:1; 1 Cor. 12; Ef. 4:11-16), a la cena del Señor (1 Cor. Cap. 11) y como resolver conflictos entre los miembros ( 1 Cor. 6: 1-7; Fil 2:14).

Aunque no hay una estructura prescrita que debe ser incorporada en toda iglesia, las clasificaciones para los que sirven como administradores ò ancianos son inequívocas (1Tim. 3:1-13). Hay dos categorías de ancianos: los que enseñan y los que gobiernan (1 Tim. 4:14; 1Pe. 5:2).

En los inicios de la iglesia solo existen ancianos los que gobernaban y dirigían los asuntos de la iglesia (hoy pastores) y los que enseñaban se basaban en la instrucción y la aplicación de la palabra de Dios en las vidas de los creyentes (hoy pastores). La estructura organizacional y el diseño son evidencia de una planificación sabia. Las dos funciones de planificar y organizar son difíciles de separar. Cada una depende de la otra para armonía y para un servicio eficaz.

Si el proceso de planificación es llevado a cabo correctamente y con previsión, esto hará mucho más fácil el proceso de organización.

DIRECCIÒN

La función administrativa de dirigir se define como un proceso por el cual el supervisor guía a los subordinados a entender y a contribuir para los objetivos de la organización. En el contexto de una iglesia local, un supervisor hábil (pastor principal, pastor asociado) supervisa a sus servidores en tal forma que los convierte en parte del personal de la iglesia.

Dirigir es, entre las cinco funciones administrativas, una de las más desafiantes porque el supervisor está tratando de resolver cómo dirigir a cada miembro del personal. Las actividades asociados con la dirección incluyen delegación, motivación, coordinación.

Delegación:

El libro de Génesis comienza con la delegación de la mayordomía de la creación a ADAN (Gen. 1:28-30).

En el capitulo 24 tenemos el singular relato en el que Abrahán delega la importante responsabilidad de encontrar una esposa para su hijo Isaac. También Moisés delegó responsabilidades judiciales a setenta varones (Exo. 18:17-27), en el nuevo testamento, en (Lc.10:1-20) el Señor Jesús delegó responsabilidades del ministerio a setenta discípulos, también a sus doce apóstoles (marc.6:7-13), el apóstol Pablo delego responsabilidades ministeriales a los ancianos de cada iglesia que él estableció (Hech. 14:23) El delegó la responsabilidad de supervisión del ministerio en Creta a Tito y lo alentó a ser fiel en su trabajo. (Tito. 1:5-9)

Motivación:

Dios usa métodos excepcionales para motivar a la humanidad a veces fuertes y enérgicos, tales como en el caso del Lot (Gen. 19), o cuando hizo que Jonás fuera a Nínive (Jon.1).

El en nuevo testamento el señor Jesús sirve como ejemplo en como motivar a las personas a responder basadas en las virtudes del amor, servicio desinteresado, compromiso, fidelidad y humildad por con corazón lleno de agradecimiento y reconocimiento por todo lo que Dios han hecho por nosotros. El apóstol Pablo cuando su vida se acercaba al final, reveló sus motivos para el servicio (2 Tim 4:7-8)

Coordinación:

En nuevo testamento vemos evidencia de coordinación en el entrenamiento de los discípulos. De la misma manera vemos coordinación en la iglesia primitiva en la elección de Matías (He. 1:15-26), en la elección de los siente diáconos (He. 6:1-6), en el acto de la iglesia de Antioquia de aceptar a Pablo y a Bernabé para el servicio misionero (He. 13:1-3), todo esto no ocurrió por casualidad, sino que incluyeron esfuerzos coordinado entre la iglesia y los lideres del ministerio.

AVALUACIÒN

Controlar es el término más popular en el campo de la Administración secular. Esta parte del proceso es la que asegura que hay progreso hacia el logro de los objetivos de una empresa.

Este término no ha tenido una respuesta positiva de parte de los miembros de la iglesia porque suena demasiado como manipulación o coerción. Es preferible usar el término evaluación porque es un concepto bíblico por su relación estrecha con el concepto mayordomía.

Evaluación:

En contexto del ministerio puede ser definido como el proceso por el cual rendimos cuenta de la manera en que administramos los recursos que Dios nos ha confiado.

La evaluación es un proceso de cuatro pasos:

1) Un sistema de informes.

2) Una normativa bajo la cual es comparado.

3) Un plan de acción correctiva, cuando se descubren los errores.

4) Un sistema de recompensa para aquellos que han cumplido (premiación).

1.Sistema de informes.

La primera fuente de información tiene que ver con Dios y Adán ya que, entre ellos existía retroalimentación y diálogo. Dios estaba consciente de la situación de ellos cuando describió su caída. Ellos reconocieron que eran responsables de dar cuentas a Dios por sus acciones. Poco tempo después Caín tuvo que responder por la muerte de Abel (Gen. 4).

En el nuevo testamento el principal sistema de información es el singular papel del espíritu santo. Jesús reveló parte de este papel de supervisión (Jn. 14:16:17) y (Jn. 16:13-14)

2.Establecimiento de normas.

Dentro de este sistema encontramos muchas normas que Dios había prescrito para su pueblo, los diez mandamientos son probablemente las más notables de las normas.

Dios permite un buen margen de libertad en la aplicación de los principios del ministerio pero donde hay normas, estas deben ser seguidas estrictamente.

Más allá de las expectativas obvias declaradas en la descripción de tareas, la mayoría de ministerios deberían tener manuales de políticas y procedimientos para asegurarse de que las normas de desempeño se comunican claramente.

Ejemplos prácticos de normativas.

-Cuando como pastor aconseje a alguien del sexo femenino deje la puerta abierta ò hágala de vidrio.

-A los jóvenes del sexo masculino no se les permite llegar a las jóvenes en sus autos después de una actividad en la iglesia.

3.Desarrollo de planes correctivos de acción.

El antiguo testamento mandaba una variedad de maneras para tomar acciones correctivas (Lev. 4-6) da instrucciones detalladas para los que deseaban ofrecer un sacrificio a Dios y con ello recibir su perdón. Números. 5:5-7 da instrucciones acerca de una persona que ha agraviado a otra y desea la reconciliación. Su ejemplo de corrección abundan en el nuevo testamento también Jesús trato de corregir la teología errónea de los líderes religiosos de su tiempo.

Pedro enfrento a Ananías y Safira por mentir (He. 5:11) también vemos corrección en la confrontación de Pablo y Pedro (Gàl. 2:11) y nuevamente en la manera en que manejo la disciplina en la iglesia de Corinto.

Si corregimos nuestro propio comportamiento cuando nos extraviamos del camino, entonces no tendremos necesidad de recibir corrección de parte de otros (1 Co 11:28, 2 Cor. 13:5). El apóstol Pablo habló de la necesidad de vivir una vida de dominio propio y autodisciplina, de manera que no seamos descalificados pora el servicio del ministerio (1º Cor. 9:26-27)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada